El Club Rítmica Santomera se proclama ¡cuádruple campeón de España!

Alexandra Escudero, Paula Giner y Brianda García logran cuatro oros y meten a las nuestras en la élite nacional

Estar allí ya era un sueño. Conseguir una medalla parecía inalcanzable; dos, un milagro; tres, impensable. Pero, ni una ni dos ni tres: ¡cuatro medallas! ha logrado el Club Rítmica Santomera en el Campeonato de España disputado el pasado fin de semana en Zaragoza. Y no de bronce ni de plata, sino de oro. Cuatro oros como cuatro soles. Un resultado excepcional, magnífico, increíble, que corona a nuestras gimnastas y que sitúa a nuestro club, sin duda y por derecho propio, en la élite nacional de este deporte.
Era la primera ocasión en la que el Club Rítmica Santomera competía a ese nivel, el máximo, el de las pruebas individuales absolutas. Y llegó arrasando, sin llamar, derribando todas las puertas. Antes había obtenido sobresalientes resultados, como los dos bronces nacionales en conjuntos de base y, más aún, la reciente plata del combinado alevín en la competición absoluta. Sin embargo, la lucha se hace aún más exigente cuando se trata de competiciones individuales absolutas; como muestra, un dato: nunca antes un club murciano había logrado cuatro oros individuales en un campeonato de España absoluto.
Las alegrías comenzaron a llegar desde bien temprano, el viernes, con la primera jornada del campeonato nacional: Alexandra Escudero conquistó el oro en la modalidad de cuerda, categoría benjamín. La joven deportista, de nueve años, cuajó un ejercicio excelente y alcanzó el oro con una nota de 8,800, ocho décimas por encima de la segunda clasificada. Ese resultado metía además de lleno al Club Rítmica Santomera en la lucha por las medallas por equipos; para ello era necesario que Paula Sánchez realizara un gran ejercicio en la modalidad de manos libres.
Sonaba posible, porque la gimnasta llevaba ganando toda la temporada, pero faltaba refrendarlo midiéndose con las mejores del resto del país. ¡Y vaya si lo logró! Paula ejecutó un entero perfecto, valorado por el jurado con un 9,900, la mejor nota de la prueba, una puntuación al nivel de gimnastas de categorías de edad superiores. Logro así no solo asegurar la medalla para el equipo benjamín, sino que la pintó de dorado –con más de un punto de distancia con respecto al segundo clasificado –y sumó un nuevo oro, el tercero, para la delegación santomerana.
La guinda del pastel la puso Brianda García, que ayer consiguió la cuarta presea de oro para el Club Rítmica Santomera, en la modalidad de mazas de categoría sénior. El sábado fue a asegurar y se clasificó para las finales con la quinta mejor nota; se guardó un as en la manga para el domingo. Entonces llegó el momento de arriesgar y salió a por todas. Resultó a pedir de boca y, con un ejercicio espectacular y una calificación de 11,800, un punto por encima de su más inmediata perseguidora, logró el último oro.
No fue, sin embargo, el último resultado destacable para las nuestras. También se debe destacar el muy meritorio cuarto puesto cosechado por la infantil Milena Kostina en la categoría open de cinta, la actuación conjunta de las séniores –Mari Ángeles Martínez, junto a la ya mencionada Brianda García–, novenas en la suma, a escasas décimas de subir al podio, y el buen papel del conjunto infantil –formado por Carolina Alemán, Marta Lozano y la propia Milena Kostina–, el mejor clasificado de la Región de Murcia por dos puntos de diferencia.
«Quiero dar la enhorabuena a todas nuestras deportistas por su trabajo incansable. También, de manera especial, a Caridad Pagán y Elvira Sánchez, sus entrenadoras, porque su ambición y saber hacer no paran de dar frutos», mantiene el concejal de Deportes, Javier Campillo. «Para nosotros, apoyar su esfuerzo y su talento se ha convertido casi en una obligación, porque no se cansan de demostrar que merece la pena, que siempre hacen su parte, que se lo dejan todo en el tapiz representando como nadie nuestro deporte y nuestro municipio», añade. «Por último, chapó también para las familias que siempre acompañan a las chicas, que terminan de hacer que todo funcione a la perfección», concluye el edil.