El Ayuntamiento quiere convertir el camino de la rambla en una vía verde