Los jueces de Paz y dos policías locales ya pueden actuar como mediadores