Los delitos mantienen este verano las buenas cifras del año pasado