«La formación en igualdad y valores debe ser obligatoria y curricular»

El Ayuntamiento de Santomera se posiciona a favor de los talleres de diversidad afectiva, que impulsa además en primaria

El pasado viernes saltó la noticia de que la Consejería de Educación había decidido paralizar las charlas de formación afectivo-sexual e identidad de género que se venían impartiendo desde hace varios años en los institutos de la Región de Murcia. Tres días después, el lunes, la consejera, Adela Martínez-Cachá, anunció un paso atrás en esa decisión y concretó que esas charlas se seguirán impartiendo, pero «informando a las familias y posibilitando que puedan elegir la participación o no de sus hijos». Ante esta situación, el equipo de Gobierno de Santomera, con sus concejalías de Igualdad y Derechos Sociales al frente, desea manifestar lo siguiente:

1. Que en Santomera, desde este año, se ofrece formación en diversidad afectivo-sexual a todo el alumnado de los centros educativos públicos del municipio, no solo de secundaria, sino también de primaria. Ello se hace por acuerdo y solicitud unánime de la Mesa Local de Igualdad, en la que está representada toda la comunidad educativa: directivas, ampas, profesorado, alumnado, administración…

2. Que esa formación se realiza con cargo al Presupuesto municipal para asegurarnos de que sea efectiva, continuada y no puntual, ya que el Gobierno regional no proporciona los medios efectivos necesarios para tal fin. En este sentido, cabe destacar que las familias santomeranas conocen estos talleres y que las evaluaciones sobre los mismos están siendo muy positivas.

3. Que debería formarse en igualdad y valores éticos de modo obligatorio y curricular, tanto a quienes forman, gobiernan y administran como a estudiantes. Los derechos no dependen de la opinión, gusto o elección particular; afectan a la dignidad de todas las personas. Por eso, la igualdad debe ser una cuestión de Estado. La educación y la formación en igualdad es un derecho y un deber universal, y para que sea real debe ser obligatoria, laica y gratuita.

4. Que esta formación es competencia de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, pero que, no obstante, ayuntamientos como los de Molina o Santomera asumen esta responsabilidad con apenas recursos. Avanzamos y nos coordinamos para mejorar la vida y el futuro de nuestro vecindario.