‘Santomera, ciudad educadora’ se pone en marcha

El Ayuntamiento incorpora a tres jóvenes trabajadoras que durante seis meses dinamizarán la vida cultural y educativa

 

El Ayuntamiento de Santomera cuenta desde ayer, y para los próximos seis meses, con tres nuevas empleadas: la pedagoga Miriam Brocal, la trabajadora social Fátima Ezzahra y la educadora social Brenda Ortega. Las tres jóvenes se encargarán de llevar a la práctica el proyecto ‘Santomera, ciudad educadora’, encaminado a dinamizar la vida cultural y educativa del municipio a través de iniciativas transversales para toda la población.

El plan ‘Santomera, ciudad educadora’ se basa en una moción aprobada en Pleno el pasado mes diciembre y pretende conectar el trabajo de diferentes concejalías bajo un prisma común, incrementar notablemente las actividades encaminadas a los diferentes segmentos de la ciudadanía y fomentar su participación en la toma de decisiones. En esas actividades deberán tener un peso importante los veinte principios de la Carta de Ciudades Europeas, entre los que se incluyen el fomento de la diversidad, el diálogo intergeneracional, la participación ciudadana, la transparencia o el asociacionismo.

Para llevar a cabo este ambicioso proyecto, el Ayuntamiento recibió una subvención de 44.132 euros, cofinanciada por el Servicio de Empleo y Formación (SEF) y el Fondo Social Europeo (PSE), que, en el marco de la convocatoria de Empleo Público Local para beneficiarios del Sistema de Garantía Juvenil, ha permitido la contratación a tiempo completo de estas tres santomeranas hasta el próximo mes de mayo.