Prohibidas durante catorce días las reuniones entre personas no convivientes